¿CUMPLE LA AMPLIACIÓN DEL COLEGIO LA LEGALIDAD?

Ya no estamos hablando de gustos, más o menos, defendibles, si no del cumplimiento de una legalidad que es el Ayuntamiento quien viene obligado a vigilar su estricto cumplimiento, maxime cuando se trata de actividades clasificadas y, en este caso, que afectan a la población de menor edad.

Reproducimos el Correo que nos ha enviado “Aficionado a la prevención de riesgos laborales” para su publicación:

Da la casualidad por causas que no vienen al caso, que tuve ocasión de poder ver de primera mano la sala de informática adaptada como aula, así como el resto de otras aulas.

Sin tener ningún aparato de medición pero por pura comparación con otras aulas, se puede observar lo siguiente:

Iluminación:

El techo de las estancias es el clásico falso techo de placas de 50x50cm, así que tenemos un sistema de referencia fiable.

En las clases oficiales por así decirlo, todas las luminarias están separadas 3 cuadros entre sí, dando un cuadro de 3×3 luminarias completando un numero de 9 luminarias por aula.

En el aula adaptada las luminarias esta separadas 5 cuadros entre sí, dando un cuadro de 2×2 luminarias completando 4 luminarias.

En todos los casos las luminarias son las mismas, una batería de 4tubos fluorescentes x14w modelo T5

Basado en mi experiencia, podría estimar que en las aulas oficiales si se cumplen los 500 lux que exige la ley de Prevención de riesgos laborales. En el aula adaptada, estimo que rondará los 220 lux, a todas luces insuficiente para manejar documentos escritos sobre la mesa.

Ventilación:

En las aulas oficiales, podemos contar dos puertas de una hoja con acceso directo a patio, mas tres ventanas oscilantes con un grado de apertura de 15º aproximadamente.

En el aula adaptada solo existe una ventana oscilante, creo que sobra añadir cualquier comentario, la renovación de aire es totalmente insuficiente, la única ventilación seria al interior del edificio, abriendo la puerta de clase, claro.

Climatización:

Sólo comentaré sobre el aula adaptada. La sensación térmica en el interior de la sala es alta, no sabría decir cuánto, pero de seguro bastante por encima de los 20ºC. El sistema de calefacción es por suelo radiante y casa sala posee termostato independiente. Pues bien, en el aula adaptada algo no debe funcionar correctamente, puesto que con termostato a 18ºC el suelo se nota caliente al tacto, con grandes diferencias entre unas zonas y otras, creo que habría que revisar este aspecto con termómetro infrarrojo porque en mi opinión el funcionamiento no es correcto (Los tubos no están bien aislados en su recorrido a otras estancias).

Por otra parte, siempre me ha llamado la atención, que fuera del horario escolar la calefacción siempre está encendida, entiendo que no es conveniente dejar caer la temperatura mucho porque luego va a costar tiempo recuperarla, pero por la tarde, cuando no hay nadie, mantener los 20ºC me parece un derroche, con una temperatura de mantenimiento de 12-15ºC sería suficiente, para luego, unas horas antes del comienzo de las clases volver a subir la temperatura a los 20ºC

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario