LA FALSA PREOCUPACION DE NUESTRAS CORPORACIONES POR EL MEDIO AMBIENTE Y LA “AGENDA 21”, POR NO HABLAR DE LOS MEDIOS DE FOMENTAR LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Con relativa frecuencia nuestros ediles vienen realizando determinados comentarios en las áreas de urbanismos y medio ambiente, referenciándolos a la denominada “Agenda 21”, considerando a este documento de evidente participación ciudadana como si fuese el “Oráculo de Delfos” o la “Carta Maga en la materia”; sin embargo ya hace bastante tiempo que yo me pregunto cuestiones tales como: ¿realmente se han leído?, ¿saben cuáles eran sus objetivos?, ¿saben que compromisos adquirían con la aprobación?, …

Y todo ello viene a cuento de que por mucho que leas las Actas de las sesiones de los plenos, o los documentos aprobados por el mismo (Plan Municipal, p. ej.), no existen otras referencias al respecto que si era necesaria su aprobación para obtener alguna subvención, que si tal aspecto de futuro manifestado es fundamental para la elaboración de algún expediente (eso si, después de ser hábilmente interpretado partidistamente), etc…

Sin embargo, hay que reconocer que ninguna de las Corporaciones que se han constituido en Puente con la famosa “Agenda 21” ha sido capaz (o igual es que no han tenido interés alguno en ello) de poner en práctica la primera y más principal de las medidas/consecuencias que se señalaban en el documento de la “Agenda 21”, y ello no es otra cosa que la constitución y funcionamiento de la necesaria “Comisión de seguimiento”, la misma que, con participación de vecinos, entidades, colectivos, etc., tiene encomendada el análisis y puesta en práctica de los objetivos que la misma localidad de Puente se han impuesto, ¡para que luego hablemos de participación vecinal en la gestión municipal!.

De esta forma ni la Corporación encabezada por Eva Erro fue capaz de ponerla en marcha, ni aunque fuesen repetidas las ocasiones en que se lo achacaron desde las “filas” de “Agrupación Puentesina”, ni mucho menos Feliciano Vélez, cuya toda gestión fue la de nombramiento de un representante municipal (Alvaro Baraibar) en tal Comisión, pero que no se digno su creación a pesar de que, a dicho representante, se le facilito la documentación (normativa, modelos, etc.) para el correcto funcionamiento de tal Comisión, ni muchísimo menos nuestro buen Fidel Aracama que ni tan siquiera se ha tomado la molestia de nombrar tal representante, o al menos nada de ello se desprende de las Actas publicadas por el Ayuntamiento.

¡Y pensar que pesados son con tanta falsa preocupación por el Medio Ambiente!, y a raíz de las quejas de “Agrupación Puentesina” de que no se constituyese tal Comisión, sería bueno que pensaran en el dicho de “que diferente es predicar de dar trigo!

Esta entrada fue publicada en Agrupación Puentesina, Alcaldía, Medio Ambiente, Urbanismo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario