BIENVENIDO AL CLUB DE LOS DESENGAÑADOS DE PROMESAS DE TRANSPARENCIA EN LA GESTIÓN MUNICIPAL

Ayer, 11 de diciembre, me encontraba publicada en “Diario de Navarra” la siguiente “Carta al Director”:

Una plataforma que da voz a los ciudadanos

El sitio web del Ayuntamiento de  Berrioplano tiene una sección  que se llama «El Alcalde Responde». A través de dicha sección se puede formular una pregunta  que será respondida por el edil,  José María Irisarri.  Adivinen  qué ocurrirá si tramitan tal pregunta. Yo la formulé hace unas  semanas, quizás por puro morbo, quizás porque hay situaciones en Berrioplano que me resultan estimulantemente incomprensibles. Quizás simplemente  me gusten las adivinanzas y me  lancé una pregunta a mí mismo  para darme el gusto de esperar  cada día una respuesta que en el fondo solo yo me puedo brindar.  Ya se sabe, la política es muy abstracta, igual que el dinero, igual  que mis dudas y mis problemas.  Meros conceptos. Por eso hay  preguntas cuya respuesta no  existe salvo para los amantes del  misterio. .

Adivinen, eso sí, cuánto cuesta un alcalde, con su ayuntamiento, su sitio web, y para qué  sirven todos ellos. Adivinen, no  se corten, será lo más democrático que hagan esta semana, aparte de pagar impuestos claro está.  CARLOS CID RIESCO

Ante tan clarísima opinión, tan coincidente con la mía, sobre tal sección de la Web Municipal (por cierto editada con similitud con la de Puente la Reina que causa malas sensaciones en un ánimo de querer resaltar las características de nuestros pueblos), no me queda si no darte la bienvenida al “Club de los desengañados de la promesa de transparencia y de las Web Municipales”, mira, querido Jose Maria, que dices que hace ya unas semanas que has remitido tu escrito, pues yo lo hice (http://elforodegares.com/?p=1936)  hace casi OCHO MESES al Alcalde de Puente la Reina y todavía sigo esperando la contestación, pero bueno ¡no desesperes! Igual tu tienes más suerte.

Esta entrada fue publicada en Alcaldía, Funcionamiento Municipal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario