El prometido «Nuevo Centro de Salud» y la parcela de la Fundación Mena

Ayer leía en el Diario de navarra el gran proyecto del Ayuntamiento de Puente la Reina para implantar el nuevo Centro de Salud en la parcela de la antigua Fundación Mena.

Bien pudiéramos pensar que “bien está, lo que bien acaba”, pero en este caso ¿Cuántas han sido, y son, las ruedas de molino con las que nos han hecho tragar, empezando por aquella famosa cesión de las “Casas de los Maestros” para la inminente implantación del Centro, eso si con el informe negativo del Secretario, que sólo ponía un “pero”, “el condicionar tal cesión a que tal implantación fuese una realidad”, pero, ¡una vez más!, las mentes pensantes del Ayuntamiento optaron por una cesión sin condición alguna, y con ello con seis viviendas desocupadas durante mas de veinte años, durante los que se habrán deteriorado y sobre las que se supone que habrá que comenzar la recuperación de su titularidad; fíjate ¡mira que buena ocasión de hablar con Nasuvinsa para su rehabilitación! Pero no, déjales a los Munícipes que seguro que ya tienen pensado mejores y más partidistas cesiones.

Confiemos que el futuro Centro de Salud llegue a ser una realidad, máxime cuando ahora el Ayuntamiento, ¡cual Saulo cayendo del caballo!, ha visto la luz, pues, me parece, que no era tan necesario, ni prioritario, tal equipamiento entre los que fija el Plan Municipal aprobado escasamente hace un año, después de trece de tramitación, aun de éste ya hablaremos, ¡por que hay que hacerlo!, en otra ocasión.

No quiero acabar sin recordar a quien habría que reconocer el agradecimiento en este proyecto, como fueron las “monjas” propietarias de la parcela posterior, con quienes se acordó la compra al cincuenta por ciento del valor real de los terrenos, o los “Corazonistas”, quienes cedieron gratuitamente mas de 2.600 Unidades de Aprovechamiento residencial, sabiendo ambas entidades que se iba a proceder a la venta por su precio de mercado, y con único fin, ¡cuando no condición!, de impulsar en la parcela la implantación de un Centro Socio-Geriátrico, ¡mira que como se hubiese consignado tal finalidad como condición en los documentos firmados!, pues si ello hubiese sido así, igual piden el retrotraer la operación.

Todavía me acuerdo cuando me comentaban en el despacho la intención de un Alcalde de vender el campo de futbol ubicado en el Centro de un pueblo, siendo mi interlocutor descendiente de quien, hacía ya setenta años, había donado los terrenos con tal finalidad, y ya me decía ¡¡eso, eso, que reclasifiquen la parcela, y luego pedimos la revocación de la donación!, mas vale que alguien debió advertir a tan “sesudo” alcalde de la tropelía que quería cometer y freno en seco tal onírica operación.

De todas formas, ¡ojalá esta vez el Nuevo Centro de Salud sea pronto una realidad!

Esta entrada fue publicada en Dotaciones Municipales, Patrimonio Municipal, Promesas Electorales, Urbanismo. Guarda el enlace permanente.