OCURRIDO EN PUENTE LA REINA

LEIDO EN EL CONFIDENCIAL DIGITAL

Un guardia civil, sancionado por denunciar el mal estado de las ruedas del vehículo oficial

Le impusieron una falta por indisciplina. El sargento del puesto cambió posteriormente los neumáticos en un taller

“Lo nunca visto en la Guardia Civil”. Así califican agentes del instituto armado lo sucedido en el puesto de Puente la Reina, en Navarra, donde un agente ha sido sancionado por denunciar el mal estado de las ruedas del vehículo oficial que conducía.

Los hechos se remontan a hace unos meses, cuando un guardia civil recibe la orden de su superior de acudir desde Puente la Reina a la localidad de Eulate, a unos cuarenta kilómetros de distancia.

En un primer momento, el agente se sorprende porque la orden es de que conduzca un vehículo oficial él solo. Una situación, denuncian fuentes de la Benemérita, irregular. Explican que con el nivel 3 de alerta antiterrorista los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado siempre deben desplazarse siempre acompañados en coches con distintivos reconocibles.

En el momento en el que el guardia civil accede al vehículo observa alguna deficiencia. Después de inspeccionarlo se percata de que las ruedas se encuentran desgastadas, ya que el coche apenas se utiliza. Y así lo hace constar en un documento que entrega a sus superiores.

Cuando éstos observan de que, en efecto, dichos neumáticos no se encuentran en un correcto estado, proceden a inmovilizar el vehículo hasta nueva orden.

Unos días más tarde, con motivo de la vuelta de vacaciones del sargento del puesto de Puente la Reina, se abre un parte disciplinario contra el guardia civil por “aseveraciones falsas”.

La sorpresa entre sus compañeros fue mayúscula cuando días más tarde descubrieron que las ruedas del vehículo en cuestión fueron sustituidas por otras en buen estado. “Entonces, ¿qué aseveraciones falsas hizo?”, se preguntan.

Estos mismos agentes critican que el capitán del puesto, que también conocía que el vehículo no cumplía con las condiciones mínimas de seguridad, no hiciera nada para denunciar la situación.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario