VERGÜENZA ES LO QUE ME DA LA POLITICA DICTATORIAL DE PERSONAL EN LA MANCOMUNIDAD

Hoy ya me he dado cuenta que la sinrazón de nuestros gestores de la Mancomunidad ha llegado a un punto totalmente inasumible para cualquier persona que tenga dos dedos de frente.

El hecho es que, hoy, Domingo de Pascua, a través de ventana  de mi domicilio he visto a personal de la Mancomunidad vaciando contenedores de residuos, lo cual no es si no, lo que pudiéramos considerar un acto admirable y enmarcado en una buena gestión a pesar del sacrificio que supone para el trabajador salir en día de fiesta, por el que no me duele tener que pagar horas extras por esta tan inaplazable actuación.

Sin embargo, tal actuación que, bien pudiéramos aplaudir para vaciar unos contenedores (lógicamente llenos después de estos días de fiestas y a pesar de haber sido vaciados ayer mismo), se ve empañada por la “sinrazón” de que los contenedores que estaban vaciando no eran los de la basura genérica o los «malolientes» de los restos orgánicos, si no ¡LOS DE PAPEL!.

Es decir que hoy ¡día de fiesta y que, como tal, pagando horas extraordinarias a doblón!  las mentes pensantes de la Mancomunidad (Presidenta, Gerente y Asesor Medioambiental) han decidido que los contenedores del papel que deben vaciarse cada diez o quince días, debían vaciarse, precisamente, en un día festivo, aunque ello suponga “joder” el día de fiesta al trabajador y nos cueste al contribuyente un pico; y yo me pregunto ¿Dónde estaba la Presidenta, Gerente y el Asesor para controlar tal labor?, y lo que es más importante ¿contaban con la autorización del Delegado Sindical para efectuar tales tabores extraordinarias?. Porque si no es así, yo abogo por que los costes de esta “sinrazón” la paguen de su bolsillo, pues no creo que exista mayor signo de yugo a los trabajadores que el obligarles a trabajar en día de fiesta sin motivo alguno ¡y decían que defendían a los trabajadores!, hace falta ser inconsecuentes.

Esta entrada fue publicada en Mancomunidad de Valdizarbe. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario